Daniel Alfaro sobre currículo regional en Junín: “Es cuestión de seguir dialogando”

El ministro de Educación descartó la posibilidad de denunciar al gobernador Vladimir Cerrón por proponer una guía educativa propia. “Aún no hay una acción concreta”, dijo.

Fernando Alayo Obregozo

Esta semana, el gobernador regional de Junín, Vladimir Cerrón, firmó un acta con diferentes directores de unidades de gestión educativa local (UGEL) de su región a fin de concretar un “nuevo diseño curricular regional” para las escuelas en dicha jurisdicción.

Al respecto, el ministro de Educación Daniel Alfaro conversó con El Comercio para detallar la posición de su sector sobre esta iniciativa que pretende “reordenar” –en palabras de Cerrón– el Currículo Nacional de Educación Básica ante “la injerencia del Ejecutivo” en las políticas educativas de Junín.

¿Cómo tomó las declaraciones del gobernador Cerrón sobre el acuerdo para elaborar su propio “currículo escolar regional”?
​Lo primero que quiero dejar en claro es que la intención del Minedu siempre será despolitizar la educación. La educación y las reformas educativas han logrado ser consistentes en el tiempo en la medida que han trascendido a las gestiones. Y esto se logra cuando se despolitiza. Por eso es que nosotros defendemos las reformas educativas y las mejoras de nuestra gestión, pero también de las anteriores porque cada quien ha aportado. Se construye sobre lo avanzado. La educación más que nunca necesita certidumbre y predictibilidad.

¿Quiere decir que Cerrón ha politizado la educación?
A ver… en la línea de lo anterior, por ley quien tiene la competencia de velar por el currículo escolar es el Minedu. Eso tiene una razón de fondo: que debemos asegurar que en todo el país los estudiantes tengan derecho a una educación de calidad, y el currículo nacional brinda esas condiciones básicas de calidad. El nuevo currículo es un documento que se ha construido durante años por los conocedores educativos más importantes del país, quienes han plasmado un consenso en la norma publicada en el 2016.

¿Cuál sería la consecuencia de que cada región plantee su propio escolar?
Si se quiere ver desde un punto de vista práctico, el Estado es quien debe asegurar que si un alumno sale de una región y migra a otra, pueda convalidar sus estudios en un colegio diferente y no interrumpir su desarrollo educativo. Por ello, se requiere un mínimo de homogeneización educativa. Esto principio se aplica también cuando el estudiante busca ingresar a cualquier universidad del país. Es importante que todos los temas educativos refuercen estas competencias, y eso es el fondo de por qué el Estado le da a al Minedu tal competencia en forma nacional.

Cerrón sostiene que el currículo escolar nacional no se ha adecuado a las necesidades educativas de Junín.
Bueno, otra cuestión importante es que el currículo escolar nacional es flexible y contiene un capítulo entero que habla de la diversificación regional. Lo que se busca es que, con el tiempo, las competencias y experiencias planteadas en el aula se hagan cada vez más pertinentes a la realidad cultural de cada región. A eso lo llamamos diversificación curricular, con lo cual podemos formar a los estudiantes con la identidad del lugar donde viven. Es un siguiente paso que debemos dar con las autoridades regionales.

¿Usted le planteó esta posibilidad al gobernador Cerrón en algún momento?
Sí, el propio gobernador Cerrón se mostró muy entusiasmado al respecto. También hemos a los directores regionales de Educación de todos los gobiernos regionales del país para contarles lo del currículo escolar nacional, y para reforzar las acciones que debemos concretar para tener un buen inicio del año escolar 2019. Mañana [hoy] tendremos el cierre de este taller al que llamamos “el directorio”, e incluso firmaremos un documento al final del día. Este es un gobierno descentralizador y todas las semanas tenemos reuniones con las regiones.

El gobernador Cerrón sostiene que en un encuentro con usted le mencionó su propuesta de elaborar un currículo escolar regional y que usted les respondió que “eso estaba muy bien”. Incluso señaló a este Diario que usted “no mostró oposición”. ¿Qué puede decir al respecto?
Lo que le expliqué es exactamente lo mismo de la posibilidad de presentar experiencias significativas para hacer más pertinente la educación en Junín, y que en ese rumbo lo acompañamos, pero siempre en el marco del currículo nacional escolar.

¿No le parece que el gobernador Cerrón más bien ha sido confrontacional con el Minedu? Ha señalado que su sector “vive en otro planeta”, que no los convocará para elaborar el currículo regional ni sus adaptaciones “porque los visitan una vez por mes” y no conocen la realidad de Junín…
No he escuchado esas palabras nunca. Al menos, él no las ha manifestado durante las reuniones que hemos tenido. Solo expresó su interés por apostar por la diversificación curricular. En todo caso, es cuestión de seguir dialogando en la medida que todavía no ha concretado ningún acto.

Tanto los ex ministros Idel Vexler y Marilú Martens como varios expertos han coincidido en que la propuesta de un currículo regional es ilegal. ¿Cuál es la posición del Minedu?
Desconocer el currículo nacional y la competencia en su elaboración está fuera del marco de la ley. Por ello, sería importante que el Gobierno Regional de Junín nos envíe su propuesta técnica para evaluarla y analizarla también de manera técnica, sin politización y con diálogo.

¿No piensa emprender ninguna acción legal contra Cerrón por su iniciativa de elaborar un currículo regional?
No hay posibilidad de denunciarlo porque no hay una acción concreta. Solo es una declaración que aún está en el plano del diálogo.

Fuente: elcomercio.pe