En Arequipa se firmó compromiso para proyecto educativo

Al 2036. Se buscará dar más énfasis a la equidad de género y al desarrollo pleno de las personas. Proyecto de educación debe estar listo al 2020 para que sea el eje educativo de candidatos presidenciales.

“Imaginemos el futuro en el 2036. ¿Qué necesidades en educación tendremos cuando lleguemos a aquel año?”, preguntó la jefa del área Técnica del Consejo Nacional de Educación (CNE), Flor Pablo Medina.

La funcionaria llegó ayer a la ciudad de Arequipa para firmar, junto a otras autoridades regionales, el compromiso para la elaboración del Proyecto Educativo Nacional al 2036. El futuro documento quiere ser la vía principal por la que debe ir la educación, que comprenda aspectos básicos como inclusión, equidad, hasta temas como la revaloración de la docencia, la gestión educativa descentralizada y la educación superior.

El plan, según indicó la especialista, ya tiene un cronograma de desarrollo y debe estar listo para el 2020, cuando se inicie la carrera electoral presidencial con miras al 2021. “Queremos que los candidatos lo tomen en su agenda, como el trazo de una gran carretera para la educación que soñamos los peruanos”, dijo Pablo Medina.

Lo primero que se realizará será una gran encuesta nacional entre los meses de agosto y setiembre. Antes de su ejecución, se harán jornadas de educación en ámbitos locales, como los colegios y las Ugeles. A la par, se abrirán espacios de diálogo “para definir cosas, en qué estamos o no de acuerdo”.

Tras todos estos procedimientos, en los que se espera la participación de toda la ciudadanía, se formulará una encuesta que será aplicada en cada hogar. De esa forma, se tendrá un punto de partida para el plan.

Lo que seguirá serán una serie de talleres macroregionales y un encuentro nacional en el mes de noviembre. Esta última reunión juntará todas las propuestas para formar el proyecto nacional de educación.

Los principales aspectos de este plan son el enfoque de derechos, el desarrollo pleno y conducción de los proyectos propios de vida en paz y democracia, la calidad e igualdad de oportunidades, el aumento progresivo del alcance de la educación pluricultural.

“Todo visto no solo desde el punto de vista de la educación, sino también de otros sectores, como salud, trabajo, transporte, la visión social, entre otros”, explicó la jefa técnica del CNE.

Finalmente, el proyecto será aprobado mediante decreto supremo para fortalecer su importancia.

Lo que faltó en el plan vigente hasta el 2021

La exministra de Educación, Patricia Salas O’Brien, analizó que algunos aspectos como la igualdad de género y la educación social faltaron desarrollarse mejor en el proyecto vigente de educación al 2021. La igualdad de género fue discutida y criticada por religiones como la católica.

Fuente: La República