Minedu pide a los alcaldes fiscalizar venta de alcohol fuera de colegios

Agenda. Autoridades coordinan acciones para garantizar el buen inicio del año escolar. Clases empiezan el 11 de marzo.

Por ello, el titular del sector, Daniel Alfaro, pidió que los alcaldes, como gestores de las ciudades, se sumen a las acciones para garantizar el buen inicio del año escolar.“La ciudad también es un espacio de aprendizaje y los alcaldes también son formadores en esa gran escuela”, dijo el ministro tras reunirse con los representantes de 14 municipios de la capital.

En esa línea, la directora regional de Educación de Lima Metropolitana, Katherine Alva Tello, pidió que las autoridades ediles vigilen e impidan la venta de alcohol y de sustancias prohibidas en los alrededores de las escuelas, tal como ordena la norma vigente.

También se solicitó que las comunas cumplan con fiscalizar las movilidades escolares, ordenar el tránsito en vías cercanas a las escuelas, aumentar la vigilancia y evitar la acumulación de basura en los alrededores. La semana pasada, los distritos de la Mancomunidad de Lima Este se comprometieron a ejecutar dichas tareas.

El funcionario agregó que el Minedu trabajará para que los alumnos acudan sin riesgos a las escuelas. Reconoció, sin embargo, que los trabajos de rehabilitación en algunos centros educativos podrían no culminarse para la fecha mencionada.

“El cierre de brecha en infraestructura educativa depende de todos. Este año hemos adelantado el mantenimiento preventivo en las escuelas para asegurar que este 11 de marzo nuestros estudiantes tengan un buen inicio de clases”, informó el ministro.

Alfaro recordó que, de ser necesario, las unidades de gestión educativa local pueden modificar el calendario escolar, siempre que no se afecte la cantidad de horas de clase previstas para cada nivel.

Al 2021

– Plan. El Minedu aprobó el “modelo de escuela al bicentenario”, para que los colegios se adapten a las realidades climáticas de cada región. Este año también iniciará el plan de tutoría para las escuelas en zonas rurales.

FUENTE: La República