Salvador del Solar a la PCM: ¿cuáles son los retos del nuevo primer ministro?

Los analistas políticos Enrique Castillo, Rosa Alayza y Arturo Maldonado evalúan la designación del ex titular de Cultura como jefe de Gabinete

Sebastian Ortiz Martínez/

El actor y abogado Salvador del Solar retornó al Ejecutivo, después de que renunciara al Ministerio de Cultura hace un año y tres meses a raíz del indulto que el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) le otorgó al ex mandatario Alberto Fujimori. Sin embargo, esta vez tendrá que dirigir al Gabinete Ministerial, el segundo del gobierno de Martín Vizcarra.

Para el analista político Enrique Castillo, Del Solar tiene “retos bastante grandes”, porque a diferencia de César Villanueva, saliente primer ministro, enfrenta una coyuntura distinta.

“Villanueva tenía una crisis detrás [por la renuncia de PPK a la Presidencia], pero Vizcarra no era culpable de esta y, por lo tanto, existía un nivel de compromiso y de comprensión mucho más alto respecto a las expectativas de la gente”, refirió en comunicación con El Comercio.

Castillo también indicó que el congresista de Alianza para el Progreso tuvo la posibilidad de manejar “los inicios de una nueva administración”. “Salvador del Solar tendrá que corregir muchas de las deficiencias del gobierno, él empieza con un marcador ajustadamente en contra en lo que significa la gestión”, subrayó.

Consideró que el presidente Vizcarra no dejará el liderazgo que tiene en la política de lucha contra la corrupción, por lo que nuevo primer ministro deberá asumir “el resto”. “A Del Solar se le van a pedir resultados básicamente en cuatro grandes rubros: la lucha con la inseguridad, la reactivación económica, la reducción de la anemia y todo lo que significa la reconstrucción institucional, que no es poca cosa”, agregó.

Rosa Alayza, magíster en Ciencia Política por la New School for Social Research (Nueva York, EE.UU.), explicó que el próximo jefe del Gabinete Ministerial tiene dos prioridades. La primera es “gestionar productos concretos”, como la reconstrucción. “Vizcarra es criticado porque habla mucho de cambios, pero no se ve cómo se mueve el aparato del Estado”.

El segundo aspecto clave “es la relación con el Congreso” y con la bancada de Peruanos por el Kambio.

“El gobierno necesita tener operadores políticos en el Congreso, entonces la relación con la bancada también tiene que ver con eso […] Apoyar significa generar ciertas articulaciones o alianzas o corrientes de opinión a favor de lo que se hace y no estar simplemente discutiendo si son o no la bancada oficialista”, manifestó en diálogo con este Diario.

Castillo, por su parte, recordó que Salvador del Solar, durante la última campaña presidencial fue abiertamente antifujimorista, por lo que tiene un desafió adicional en el Parlamento: tender puentes con Fuerza Popular y Cambio 21, bancadas que están a favor de que el ex presidente Alberto Fujimori cumpla el resto de su condena bajo la figura del arresto domiciliario.

El factor comunicacional
El politólogo Arturo Maldonado, integrante del Grupo 50+1, opinó que el presidente Martín Vizcarra “ha privilegiado el perfil comunicacional” de Salvador del Solar para su designación como primer ministro. “Por ahí puede ganar el gobierno, porque mucho se reclama tener a un jefe de Gabinete y a ministros visibles, ahora él tendrá que ser el primer escudo del mandatario”, mencionó.

Maldonado refirió que los principales retos del actor serán darle “énfasis a aspectos mucho más prácticos que tienen que ver con la seguridad, economía y reconstrucción”.

Puso como ejemplo, que las incorporaciones de Paola Bustamante y Carlos Bruce en los ministerios de Desarrollo e Inclusión Social y Vivienda, Construcción y Saneamiento reflejan que ahora el presidente Vizcarra “va a enfatizar temas del día a día” y que la ejecución presupuestal “sea percibida de manera rápida”.

Alayza dijo que “la capacidad de comunicación” de Salvador del Solar “es evidente” e indicó que el nuevo jefe del Gabinete “es una persona articulada”.

“[Asumir] la vocería del gobierno no solo es saber comunicar y saber decir las cosas, sino saber qué quieres y cuando digo que es articulado me refiero a que hay relación entre su pensamiento y lo que hace. Y quizás eso no le gusta a algunos sectores que ya lo han calificado de caviar. Ese es el típico mote que se le pone a alguien para sacarlo de carrera”, acotó.


Fuente: El Comercio