Niños reciben clases de inteligencia emocional “para los trabajos del futuro”

El programa de educación emocional ha beneficiado a 10.000 alumnos uruguayos al enseñarles a manejar sus emociones.

Saber controlar nuestras emociones es menester para los trabajos del futuro. Una colaboración pionera entre España y América Latina está beneficiando a miles de niños en Uruguay al dotarlos de herramientas de inteligencia emocional.

La educación en las escuelas no se puede limitar a solo aprender cursos como lengua, matemáticas o robótica. Hay otro campo del conocimiento que gira en torno al control de nuestras emociones, ya sea en el trabajo o en nuestra vida cotidiana.

El fundador de la Asociación Civil EmocionarteIlan Bajarlia, declaró a BBC Mundo respecto al nuevo campo laboral de los trabajadores. “Para los trabajos del futuro se requieren habilidades de toma de decisiones, de negociación, de superar obstáculos, de manejar crisis y de reinventarse a uno mismo, porque las organizaciones que existen hoy no van a existir en 10 años”, indicó.

La Asociación Civil Emocionarte es una sociedad de personas voluntarias influyentes en diferentes ámbitos interesadas en mejorar la educación. Bajarlia fue quien llevó a Uruguay el programa “Educación Responsable” de la Fundación Botín de España.

“Te puede haber ido muy bien en la universidad. Pero de qué te sirve si luego fracasas en un trabajo y no tienes la capacidad de seguir adelante porque te frustras o tienes problemas de autoestima”, agregó Bajarlia.

El programa de educación emocional ha dado buenos resultados en España. La Universidad de Cantabria evaluó su metodología, realizando un seguimiento desde el 2006 hasta el 2011. Las conclusiones de la institución fue que mejora la asertividad y el manejo del estrés, disminuye tanto la ansiedad como los comportamientos violentos y mejora el rendimiento académico.

Los docentes uruguayos han sido formados, desde hace cuatro años, por expertos de la Fundación Botín. En total han sido unos 1.000 docentes. Por otro lado, unos 10.000 alumnos han sido beneficiados con el programa de educación emocional. Han sido 40 escuelas y liceos tanto privados como públicos.

Adriana Yépez, una de las expertas de la Fundación Botín, manifestó que “la inteligencia emocional abarca toda una serie de habilidades que tiene que ver con la capacidad para motivarse a sí mismo, identificar las emociones, comprenderlas y manejarlas de una manera positiva”, explicó a BBC Mundo.


Fuente: larepublica.pe