Indígena kichwa plasma gesta histórica, en libro

Indígena kichwa plasma gesta histórica, en libro

El Universo.- Distribuirá el libro en las unidades educativas interculturales bilingües y en las de las comunidades. Esto, según su autor, para que las nuevas generaciones conozcan parte de la historia y de la lucha de los indígenas en Ecuador, que a raíz de esto, afirma, aunque 18 años después, se reconoció en el 2008 al Estado como intercultural y plurinacional, como reza la Constitución vigente.

Se trata del libro El glorioso levantamiento indígena de Tungurahua junio 1990, del autor Vicente Chato, un líder indígena kichwa, fundador de los movimientos Indígena de Tungurahua (MIT) y del de Estudiantes, Campesinos e Indígenas de Tungurahua. También fue cofundador del movimiento Pachakutik y presidente de varios parlamentos indígenas.

El libro se presentó este jueves 21, a las 09:00, en la Casa de la Cultura de Tungurahua, en el marco de la celebración del primer equinoccio de invierno (llamado también día sin sombra o día del sol recto) y del Pawkar Raymi (Fiesta del Florecimiento), que marca el Nuevo Año Andino.

Él hace un llamado para que la plurinacionalidad y la interculturalidad se desarrolle en todos los niveles, incluso en lo político y económico.

Destaca que en el ámbito escolar, en planteles educativos, se han retomado por lo menos las cuatro celebraciones ancestrales más importantes de los pueblos indígenas: Pawkar Raymi (Fiesta del Florecimiento), Kolla Raymi (Fiesta de la Fertilidad y Feminidad), Kayak Raymi (iniciación o madurez de los adolescentes) e Inti Raymi (Fiesta del Sol).

Afirma que hasta el momento del levantamiento indígena de 1990, los miembros de los pueblos y nacionalidades indígenas eran marginados, desconocidos e incluso maltratados. Dice que si bien es cierto que ha habido avances para evitar la exclusión, aún falta para mantener la equidad.

Fernando Cerón, director ejecutivo de la Casa de la Cultura de Tungurahua, comenta que el libro de Chato es un testimonio que cuenta y narra el acontecimiento que permitió la visibilización política de los pueblos y nacionalidades indígenas en Ecuador.

Agrega que este proceso permitió que los pueblos y nacionalidades indígenas del país se incluyan en dinámicas como la cultural. Y uno de los componentes, sostiene, fue la reivindicación hereditaria de la cultura ancestral.


Fuente: filac.org