Orientaciones pedagógicas para la retroalimentación en la educación no presencial – Nivel Secundario

RETROALIMENTACIÖN
Orientaciones pedagógicas para la retroalimentación en la educación no presencial – Secundaria
www.tuamawta.com

La retroalimentación es un proceso de comunicación dialógica que genera quien enseña a partir de los resultados de procesos de evaluación de sus estudiantes, donde les entrega sugerencias y comentarios con la intención de que reconozcan sus errores y puedan aprender de ellos. Se define como un proceso dialógico porque, si bien es el profesorado quien realiza la retroalimentación, lo que realmente importa es lo que él o la discente haga con la información comunicada.

Retroalimentación.

Consiste en devolver a la persona, información que describa sus logros o progresos en relación con los criterios de evaluación. Una retroalimentación es eficaz cuando se observa las actuaciones y/o producciones de la persona evaluada, se identifica sus aciertos, errores recurrentes y los aspectos que más atención requieren; y a partir de ello brinda información oportuna que lo lleve a reflexionar sobre dichos aspectos y a la búsqueda de estrategias que le permitan mejorar sus aprendizajes.(RVM N° 094-2020-MINEDU)

Evidencias.

Producciones y/o actuaciones realizadas por los estudiantes en situaciones definidas y como parte integral de su proceso de aprendizaje mediante las cuales se puede interpretar e identificar lo que han aprendido y el nivel de logro de la competencia que han alcanzado con relación a los propósitos de aprendizaje establecidos, y cómo lo han aprendido. (RVM N° 094-2020-MINEDU)

Categorías de retroalimentación

a) Dirigida al ego estudiantil: Denominada también “Dirigida a la persona”, esta retroalimentación destaca aspectos positivos o negativos relacionados con la persona del estudiante, ya sea su personalidad o conducta, las cuales afectan su desempeño (Butler, 1988). En caso de ser positiva, tiene como finalidad promover sentimientos positivos y compromiso con el estudio, especialmente en estudiantes a quienes les cuesta más obtener buenos resultados (Harris, Irving y Peterson, 2008). Ejemplos: “Felicitaciones”; “Eres muy inteligente, sigue así”.

b) Dirigida al trabajo realizado. En oposición a la anterior, esta retroalimentación destaca aspectos positivos o negativos del trabajo realizado por el estudiante, pero separándolos de su persona (Butler, 1988). Ejemplo “Hay una clara identificación de los puntos en el gráfico”.

c) Evaluativa. Se trata de la emisión de un juicio sobre el trabajo del estudiante, sin descripción o explicación alguna (Tunstall y Gipps, 1996; Voerman, Meijer, Korthagen y Simons, 2012). De acuerdo con Tunstall y Gipps (1996) puede subdividirse en retroalimentación positiva (recompensa y aprobación) y negativa (castigo y desaprobación):

• c.1. Recompensa: Retroalimentación dirigida al ego, que consiste en un refuerzo positivo en su expresión más pura. Se usa para felicitar el esfuerzo, actitudes y ciertas habilidades como también para reforzar determinados comportamientos y motivar al estudiante. Ejemplos: caritas felices, estrellas, elogios.
• c.2. Aprobación: Se trata de expresiones de aprobación generales verbales y no verbales que se usan para motivar. Ejemplos. “Muy bien”, poner vistos buenos.
• c.3. Castigo: Es la retroalimentación más negativa, se encuentra dirigida al ego. Es usada por el profesorado para indicar que algo les parece insatisfactorio y que lo reprueban. Ejemplos: Caritas tristes, “Horror”.
• c.4. Desaprobación: Modalidad dirigida al ego y relacionada con sentimientos generales de desaprobación por parte del profesorado al estudiante. Ejemplos. Subrayar errores, poner cruces, “Tú podrías hacerlo mucho mejor, pero eres tan flojo”. Evans (2013), denomina como Retroalimentación correctiva las modalidades aquí presentadas como aprobación y desaprobación, ya que solo señalan lo bueno y malo del trabajo de la persona discente.

d) Descriptiva. Se trata de una modalidad dirigida al trabajo del estudiante, orientada a describir las fortalezas y debilidades. De acuerdo con Tunstall y Gipps (1996), puede subdividirse en las siguientes modalidades:

• d.1. Especificar aprendizajes logrados. Retroalimentación que identifica y comenta aspectos específicos de aprendizajes exitosos, comunica los criterios y el modo en que estos se han alcanzado. Ejemplo: “Esto está bien, pues rotulaste los ejes del gráfico y la distancia entre los números es equivalente”.
• d.2. Especificar lo que hay que mejorar. Se usa para corregir o especificar lo que necesita ser mejorado, se enfoca en los errores del trabajo realizado. Ejemplo: “Te equivocaste en el signo”.
• d.3. Construir aprendizajes. Esta retroalimentación es más bien verbal e implica una conversación y diálogo con la estudiante o el estudiante para reflexionar sobre el trabajo realizado. Se lleva a cabo a través de preguntas orientadoras. Ejemplo, “¿Por qué crees que te equivocaste?”.
• d.4. Diseñar caminos para aprender. Este tipo de retroalimentación se focaliza en la discusión conjunta acerca del trabajo, el profesorado sugiere en vez de corregir o decirle a su estudiante qué hacer para mejorar. Por ejemplo, discutir estrategias futuras para que les vaya mejor.

¿Cómo desarrollar la retroalimentación en un contexto de educación no presencial?

1. Revisa permanentemente la programación semanal, las guías docentes para la programación semanal, el planificador de actividades, las actividades y los recursos del nivel y grado a tu cargo. https://aprendoencasa.pe/#/

2. Emplea un tiempo prudencial para captar la atención de tu estudiante durante la retroalimentación; esto dependerá de la complejidad de la tarea o proyecto propuesto, pudiendo ser una atención personalizada e individual, vía telefónica u otro medio.

3. Emplea estrategias de retroalimentación que promuevan la reflexión y la autonomía de tus estudiantes en el logro de sus aprendizajes.

4. Inicia la retroalimentación solicitando a tu estudiante que describa la tarea, el trabajo o el proyecto desarrollado en “Aprendo en Casa”, pudiendo ser la secuencia didáctica o la ficha de la sección de recursos o la actividad complementaria que le hayas consignado.

5. Finaliza tu entrevista estableciendo compromisos con tu estudiante y/o familia para próximas actividades y fecha próxima de comunicación

Modos de retroalimentar

Según Rebeca Anijóvich la retroalimentación formativa es un modelo dialógico donde la intención es ayudar a que el estudiante desarrolle las capacidades de aprender a aprender. Establecer un circuito de retroalimentación donde yo le digo algo de su trabajo para que el estudiante pueda hacer algo con la información que yo le brindo.

• Ofrecer preguntas: Se busca desarrollar habilidades metacognitivas para despertar la conciencia del estudiante sobre cómo aprende, cuáles son su fortalezas y debilidades como estudiante utiliza para aprender.
• Detallar el trabajo del estudiante: Se adopta la forma de descripción, casi como un “devolver en espejo” lo que el estudiante hizo.
• Reconocer los avances y logros del estudiante: Se constituye a través de un factor significativo en la motivación de los aprendizajes, ya que impacta sobre la autoestima del estudiante, valorando la tarea realizada.
• Ofrecer sugerencias a los estudiantes: Se contribuye a reducir la brecha entre el estado inicial y los objetivos de aprendizaje.

La Escalera de la Retroalimentación

Es una herramienta que ayuda a cultivar una cultura de la valoración. Es una guía que puede ayudar a otros a apoyar la indagación en el aprendizaje, estableciendo una cultura de confianza y apoyo constructivo.”

Paso 1 – CLARIFICAR: Formula preguntas para aclarar una idea o aspecto y asegurarte que tu estudiante comprendió las ideas y acciones realizadas en la tarea, el trabajo o proyecto desarrollado.

Paso 2 – VALORAR: Valora de manera constructiva lo que se aprecia como correcto; también debes hacer énfasis en los puntos positivos, las fortalezas y aspecto interesantes (creativos y nuevos) de las tareas desarrolladas. Crea un clima positivo de respeto, confianza y colaboración.

Paso 3 – EXPRESAR INQUIETUDES: Expresa preocupaciones o inquietudes con algunas ideas presentadas por tu estudiante y pregúntale para que descubra nuevas soluciones y oportunidades de mejora.

Paso 4 – HACER SUGERENCIAS: Recomienda de manera descriptiva, específica y concreta sobre cómo mejorar el proceso, la idea, la tarea, el proyecto o el trabajo. Brinda a tu estudiante indicaciones, consejos, procedimientos para que los utilice y pueda alcanzar el nivel de desarrollo potencial.

Puede descargar el material completo en los siguientes enlaces:

 Orientaciones pedagógicas para la retroalimentación – Nivel Secundario 
 Opción 1     /      Opción 2 

 

Si te gustó nuestra publicación compártelo en tus redes sociales, también nos puedes seguir en nuestro FansPage de y nuestro canal de Youtube ¡Suscríbete!
Facebook: https://www.facebook.com/TuAmawta
https://www.youtube.com/tuamawta