Como efectuar una retroalimentación en la Educación no Presencial | Escalera de la retroalimentación

La retroalimentación en la Educación no Presencial
www.tuamawta.com

La Escalera de la Retroalimentación: Existen diferentes herramientas de retroalimentación que pueden utilizarse con los estudiantes y que ayudan a cultivar una cultura de la Valoración para la Comprensión. Una herramienta muy sencilla y efectiva, que ha sido utilizada en el Proyecto Cero en su trabajo con maestros, es la Escalera de la Retroalimentación. Cuando los maestros, estudiantes, y personas en general están ofreciendo y recibiendo retroalimentación, se recomienda que la conversación tenga en cuenta los siguientes pasos: clarificar, valorar, expresar inquietudes y hacer sugerencias.

Clarificar

Cuando los estudiantes comparten su trabajo no siempre las ideas se entienden claramente y en algunos casos parece faltar información. El clarificar a través de preguntas que permitan entender mejor algunos puntos o que dan a conocer ideas que no se han expresado, es algo importante antes de poder ofrecer retroalimentación.

Preguntas orientadoras del docente para CLARIFICAR:
• Explícame con mayor detalle sobre …
• Me puedes repetir más despacio el ejemplo sobre …
• Dijiste que se puede hacer así… ¿a qué te refieres?
• Estoy en lo correcto, tu idea trataba sobre
• Dame un ejemplo…
• Dime, ¿cómo crees que lo hiciste? ¿Por qué?
• Explícame, ¿qué aprendiste al hacer la tarea?
• ¿Qué hiciste para encontrar la solución? ¿Cómo lograste esto?
• ¿Qué dificultades tuviste?
• ¿Cómo fue este proceso para ti?
• ¿Qué hiciste para encontrar la solución? ¿Cómo lograste esto?
• ¿Qué dificultades tuviste?
• ¿Cómo fue este proceso para ti?

Valorar

Después de recoger la información apropiada, el valorar a sus estudiantes y sus ideas es algo fundamental en el proceso de dar retroalimentación constructiva. El valorar contribuye en la construcción de una cultura que apoya la comprensión. Hacer énfasis en los puntos positivos, en las fortalezas y aspectos interesantes, y en los comentarios honestos del trabajo de otro, ofrece un clima de confianza necesario para que se desarrolle una buena sesión de retroalimentación. Simbólicamente poner atención, manifestar acuerdo con un movimiento de cabeza y tomar notas son otros ejemplos de comportamientos que crean una atmósfera positiva. Estas acciones de valoración muestran respeto hacia los estudiantes y sus ideas.

Preguntas orientadoras del docente para VALORAR:
• ¡Excelente hipótesis! fundamentaste muy bien la observación.
• Buena infografía. Te quedaron muy bien los ejes tópicos y los gráficos…
• Los adjetivos que usaste en tu cuento enriquecieron la narración al permitir una mejor descripción del contexto y personajes…
• Me gusta cómo estás leyendo. Ahora puedes leer 60 palabras por minuto; eso te permite una mejor comprensión.
• Me encantó tu idea y ejemplo porque allí está la clave de la propuesta.
• El proceso que has seguido es lo que se refleja en los diferentes productos…
• ¡Excelente! Tienes una actitud abierta a la indagación y eso te ayudará en…
• ¡Bien! Sigue teniendo actitud positiva ante la crítica constructiva.

Expresar Inquietudes

Existen sin embargo, inquietudes legítimas, tales como preocupaciones o dificultades o desacuerdos con algunas de las ideas en cuestión. Este es entonces el momento donde necesitan expresarse tales inquietudes, no en forma de acusaciones ni criticas agresivas, sino como preguntas auténticas. Por ejemplo “¿Ha considerado….?”, “¿Me pregunto si lo que quieres decir es….?”, “¿Tal vez ya pensaste acerca de esto pero….?”. En fin, siempre debemos presentar nuestras inquietudes de manera que no sean una amenaza.

Preguntas orientadoras del docente para EXPRESAR INQUIETUDES:
• ¿Qué podrías mejorar?
• ¿Qué harías diferente si tuvieras que hacer la misma tarea?
• ¿Qué ideas tienes para mejorar la actividad, tarea o proyecto?
• ¿Pensaste como tu idea podría impactar en…?
• Me pregunto qué pasaría si incluyes lo siguiente….
• ¿Qué opinas? ¿Qué pasaría si le agregas …?
• Tal vez ya pensante acerca de esto: ¿qué resultados podrías tener si…?
• ¿Qué preguntas tienes sobre los pasos de la tarea?
• ¿Habría sido el resultado diferente si no hubieses
• usado ese procedimiento?

Hacer sugerencias

Finalmente, ya que expresar las preocupaciones es siempre algo delicado, ofrecer sugerencias se convierte en el último toque para apoyar a los estudiantes en el desarrollo de su comprensión. Hacer sugerencias nos pide conectar en forma constructiva nuestras inquietudes, preocupaciones y preguntas de tal forma que el estudiante (o colega) puede utilizarlas como retroalimentación positiva.

Preguntas orientadoras del docente para HACER SUGERENCIAS:
• En la próxima semana necesito que pienses en….
• Estás mejorando en realizar esta tarea, pero ahora vas a…
• Esta es el área o tarea para enfocarte en…
• Entonces, todos los días, vas a…
• Yo veo que avanzas, pero acá va una recomendación a realizar…
• Ya lograste esta tarea o competencia, solo falta que regules un poco más…
• Te quedó muy bien; solo faltaría mejorar en…
• Te felicito, cada vez estás haciendo un mejor trabajo.
• Se puede desarrollar más las ideas…
• Agregaría información para entender mejor lo escrito.

Pasos para retroalimentar en un contexto de educación no presencial

1. Analizar la competencia, estándares y desempeños del área que se va a desarrollar.

2. Escuchar el programa radial o tv en el horario establecido y tomar apuntes que permitan el conocimiento claro de las actividades presentadas durante la emisión. En el programa se comunicarán las evidencias que generará el estudiante al desarrollar las actividades de aprendizaje.
Es importante relacionar las actividades con el estándar y desempeño para comprender mejor el propósito de aprendizaje.

3. Debido al poco tiempo que se tiene para realizar las actividades propuestas durante la emisión del programa; será necesario brindar orientaciones que permitan una mayor comprensión de las actividades de aprendizaje. Elaborando una guía de actividades para clarificar la sesión del día.

4. Al recoger las evidencias de aprendizaje de los estudiantes por el medio que se acordó con el estudiante y su familia, se deberá analizar la evidencia empleando los estándares y desempeños como referentes. El análisis de la evidencia nos permitirá identificar lo que han aprendido y el nivel de logro de la competencia que han alcanzado con relación a los propósitos de aprendizaje establecidos y cómo han aprendido. De acuerdo al análisis realizado, la evidencia nos debe permitir identificar las necesidades de los estudiantes de tal manera que nos permita seleccionar aquella necesidad en la que esta dificultando o necesitando apoyo.

5. Brindamos la retroalimentación mediante la comunicación con los estudiantes empleando el diálogo reflexivo. Esta retroalimentación será la información que se brindará al estudiante de sus logros o progresos en relación con los criterios de evaluación. Aquí se puede usar la escalera de la retroalimentación, clarificar, valorar, expresar inquietudes y hacer sugerencias.

Para trabajar la retroalimentación, hay que tener en cuenta en qué consiste este proceso: “Consiste en devolver a la persona, información que describa sus logros o progresos en relación con los criterios de evaluación. Una retroalimentación es eficaz cuando se observan las actuaciones y/o producciones de la persona evaluada, se identifica sus aciertos, errores recurrentes y los aspectos que más atención requieren; y a partir de ello brinda información oportuna que lo lleve a reflexionar sobre dichos aspectos y a la búsqueda de estrategias que le permitan mejorar sus aprendizajes”.

Vinculación con el estudiante

• Buen día, ¿cómo has estado? Me da mucho gusto escucharte.
• ¿Qué te pareció las actividades que se transmitieron?
• ¿Lo hiciste sola o alguien te apoyó?
• ¿Tuviste algunas dificultades?
• ¡Bueno…! Te llamaba para conversar sobre el trabajo que me enviaste. ¿Qué te parece si lo revisamos juntos?

Nota final: Existen diversos instrumentos que podemos emplear para retroalimentar a los estudiantes. Por ello es muy importante que analicemos la competencia para establecer los criterios que nos permitirán elaborar los instrumentos con los que evaluaremos la evidencia.

Debemos considerar que si los aprendizajes son mecánicos y memorísticos no se puede ofrecer devoluciones que propicien reflexión y autorregulación de procesos de aprendizaje. En ausencia de actividades y metas de aprendizaje complejas, la evaluación formativa no fluye.

Si te gustó nuestra publicación compártelo en tus redes sociales, también nos puedes seguir en nuestro FansPage de y nuestro canal de Youtube ¡Suscríbete!
Facebook: https://www.facebook.com/TuAmawta
https://www.youtube.com/tuamawta