Cusco: Como es la experiencia de enseñar a distancia en un centro de alternancia

Robinson Torre Solis es maestro en el Centro de Formación Rural en Alternancia (CRFA) “Pongo de Mainique”, ubicado en el distrito de Echarati, provincia de La Convención, en Cusco. Cuenta que viene contextualizando las sesiones del Aprendo en casa, al entorno del estudiante que, en su mayoría, vive de la agricultura.

Escucho y veo la programación, para luego añadir o quitar algunas partes de la sesión, contextualizando a la realidad de mis estudiantes. Esta situación es complicada y la comunicación es difícil porque donde viven no hay mucha señal, entonces hay que facilitar las cosas pensando en ellos y sus padres”, sostuvo.

Torre es natural de la ciudad de Quillabamba, capital de la provincia, ubicada a seis horas de la comunidad Pachiri en el centro poblado de Ivochote, donde se ubica la escuela y donde vivía hasta antes que comenzará la pandemia. Solo los días de descanso retornaba a su casa y hoy desde ahí busca la forma de alentar y hacer el seguimiento a sus estudiantes, pese a las limitaciones.

“Ellos reciben las clases por la televisión y la radio, pero hay días en que los cortes de energía, estar sin batería solar o que la emisora no transmita la programación a la hora establecida, se convierten en un obstáculo para que ellos puedan recibir una educación adecuada. Eso nos genera impotencia”, manifiesta.

Bastante optimista, indica que el desarrollo de las clases va tomando fuerza con el pasar de los meses. Habla de una adaptación lenta, pero segura porque entiende que cada estudiante tiene su proceso de aprendizaje diferente. A diferencia de las instituciones de Educación Básica Regular (EIB), los estudiantes de los CFRA tienen que esforzarse el doble y autodisciplinarse para equilibrar el estudio y el trabajo.

Solo el 5% de los estudiantes de Pongo de Mainique no han podido acceder al Aprendo en Casa por ningún medio. Otro dato es que con el 30% del alumnado tiene comunicación frecuente, mientras que con el porcentaje restante es regular y en algunos casos es nula.

“El proceso de retroalimentación se hace por llamada telefónica, se le pide las ideas principales, que han comprendido y que acciones harían para su comunidad, o en su comunidad, porque ellos tienen que elaborar un proyecto productivo, como parte del plan de trabajo y que luego se convierte en proyectos de emprendimiento, incorporando un plan de negocios”, relató.

Actualmente, en la provincia de La Convención existe diez centros de formación rural en alternancia, mientras que a nivel de la región son 21. A nivel nacional son 88, según información del Minedu.

Si te gustó nuestra publicación compártelo en tus redes sociales, también nos puedes seguir en nuestro FansPage de y nuestro canal de Youtube ¡Suscríbete!
Facebook: https://www.facebook.com/TuAmawta
https://www.youtube.com/tuamawta