¿Cómo podemos preparar a nuestros hijos e hijas para tener su primer celular?

Los smartphones son herramientas que brindan grandes soluciones, pero también pueden suponer un riesgo para los más chicos. Los padres tienen la misión de guiar a hijas e hijos en el buen uso de los teléfonos móviles. 

Uno de los dilemas que afrontan los padres durante los primeros años de sus hijas e hijos es saber en qué momento otorgarles un celular. Este dispositivo es una herramienta muy útil para realizar múltiples tareas, pero a la vez conlleva una serie de peligros para niñas, niños y adolescentes, tanto en el acceso a contenidos como en los hábitos relacionados a su uso.

En tiempos de virtualidad y servicios a distancia claves como la educación online, los teléfonos móviles se convierten en medios indispensables. Compartir un smartphone con las hijas o hijos es un paso inevitable, por lo que conviene tener en cuenta algunas recomendaciones para cuando ello suceda.

Tips para un manejo seguro del celular

1. Educar en el buen uso

Internet y las redes sociales son lugares donde los menores se ven expuestos a situaciones riesgosas, por lo que debe advertírseles que no es conveniente hablar con extraños o compartir información privada con adultos. Todos los usuarios tendrán una huella digital, que es el rastro de su actividad en la web, por lo que también esto debe ser cuidado.

2. Poner límites

Es importante establecer un marco de comportamiento sobre el empleo del celular. Delimitar horarios de uso pondrá de manifiesto que existen reglas en el hogar, a la vez que evitará posibles alteraciones como la falta de sueño o el desarrollo de ansiedad. También debe quedar claro que son los padres los dueños de los dispositivos y que tienen el control sobre su acceso.

3. Herramientas de protección

Es inevitable que en la red los más chicos se topen con contenido inapropiado para su edad. Para estos casos, es útil emplear filtros y servicios de bloqueo de páginas, herramientas de control de aplicaciones y monitorear constantemente qué es aquello que revisan nuestras hijas y nuestros hijos.

4. Predicar con el ejemplo

Si bien la manera en que los adultos emplean el celular es distinta a la de las hijas y los hijos, existen espacios para demostrar que el teléfono móvil puede ser omitido, como cuando se comparte una comida o las veces en que se necesita entablar un diálogo. Los padres, asimismo, deben prestar atención a su comportamiento en las redes sociales.

5. Reforzar el vínculo afectivo 

Es fundamental fortalecer los lazos afectivos con hijas e  hijos para evitar situaciones de dependencia con la tecnología. Las niñas, niños y adolescentes sabrán que tienen a quién recurrir en situaciones de ocio, dudas o cualquier evento en el que necesiten apoyo.

 

 

Si te gustó nuestra publicación compártelo en tus redes sociales, también nos puedes seguir en nuestro FansPage de y nuestro canal de Youtube ¡Suscríbete!
Facebook: https://www.facebook.com/TuAmawta
https://www.youtube.com/tuamawta